Papeles Pintados

Los papeles pintados son una opción elegante, vanguardista y de buen gusto al momento de decorar las paredes de los pasillos, habitaciones, cocinas o cualquier otra estancia del hogar.

papeles-pintados

Su variedad de diseños, patrones, materiales y motivos los hacen asombrosos e ideales tanto para expertos en decoración de interiores, como para aquellos que quieren dar un nuevo estilo en casa, creando espacios únicos, exclusivos y muy personales.

Una de las grandes ventajas es que además de crear espacios excepcionalmente hermosos, pueden durar hasta 15 años sin deteriorarse, lo que, además, lo hacen una opción económica.

Un punto a favor es que ayuda a disimular esos detalles de acabado que muy difícilmente podemos tapar con las pinturas.

Es importante que sepas que estos papeles no son de uso exclusivo para paredes, también los hay para forrar muebles, puertas, armarios y hasta electrodomésticos.

Todo es cuestión de emplear la creatividad y poner en práctica una que otra idea para llevar a cabo la mejor decoración.

Tipos de papeles pintados

Elegir nunca será fácil, menos cuando tienes gran variedad en el mercado. Para hacerte la vida más fácil, te presentamos una serie de características que pondrás tomar en cuenta a la hora de escoger:

  1. Vinilizado: es un tipo de papel que puede ser lavado, debido a que está cubierto por un barniz especial. Si pasas una esponja húmeda por cualquier mancha, la misma desaparecerá fácilmente. Es ideal para cualquier pared en la casa.
  2. Tejido – No tejido: resiste considerablemente la luz. También es impermeable y se puede lavar, pues posee un soporte textil con capa de vinil acrílico impregnado de barniz. Con esponja húmeda y jabón neutro se puede sacar manchas. Además de las algunas zonas de la casa, se recomienda su uso en estancias de mayor tránsito como oficinas.
  3. Vinílico: su capa de vinilo hace que sea resistente a la humedad. Resiste a la luz y, como punto a favor, se puede arrancar en seco. Igualmente, sus manchas pueden ser quitadas fácilmente.
  4. Con relieve: son especiales, sobre todo, para aquellas paredes con imperfecciones, ya que por poseer relieve puede disimular fácilmente. Está recubierto de barniz o vinil, perfecto para resistir la humedad. Su lavado es sencillo.
  5. Con base textil: a diferencia de los otros, es difícil de limpiar, sus manchas no desaparecen tan sencillo. Está hecho con fibras naturales. Expertos en decoración de interiores aseguran que sirven para zonas de la casa que no tengan suficiente tránsito.

icono facebook icono twitter icono googleplus icono pinterest

youtube_icon11 icono instagram icono linkedin

Presupuesto Gratis