Barnizado de puertas y ventanas

 

El barnizado es una técnica que consiste en la aplicación de aceites especiales en la madera para protegerla. Además, garantiza un mejor aspecto a, por ejemplo, muebles, armarios, puertas y ventanas, ya que resalta vetas y también los colores.

barnizado-de-puertas-y-ventanas

Por estar en la intemperie,  tanto puertas como ventanas están expuestas al clima, al polvo o cualquier otro elemento que pueden deteriorarlas, por lo que un baño de barniz es necesario para su preservación, incluso, durante muchos años.

Listos para el trabajo

Antes de iniciar el proceso, primero debes asegurar que dispones de un lugar cómodo. Requerirás de una superficie horizontal, donde colocar la puerta o ventana a la que vayas a aplicar la capa de barniz.

Es necesario preparar la madera, es decir, lijar y corregir algunas imperfecciones antes de agregar la primera capa, la cual debe hacerse de manera uniforme para que no se generen burbujas que luego no podrás quitar.

Ten presente dos cosas: primero no introducir completamente el pincel o brocha dentro de la lata; segundo, no arrastres ni el pincel ni la brocha por el borde de la misma. Más bien da unos pequeños golpes para que bote el restante.

No olvides nunca que las pinceladas deben hacerse inmediatamente después de impregnar la brocha o pincel, ya que el barniz tiende a secarse rápidamente.

Luego de aplicar por toda la superficie, espera unos minutos a que seque bien para dar una segunda mano, pero antes es prudente que con un paño limpies la puerta o ventana del polvo y otras impurezas.

¿Por qué se debe hacer?

Son muchos las ventajas, sobre todo en puertas y ventanas que están expuestas a cualquier elemento. Además de rejuvenecer la madera, ofreciendo una mejor estética, aumenta calidad.

Este producto puede sellar la madera y, sobre todo, funge como insecticida. De esta manera estarías protegiendo tus puertas y ventanas de cualquier insecto que pudiera estropearla.

Expertos también aseguran que el barniz es fundamental para resguardar la madera de rozaduras y arañazos, así que si tenías alguna duda de los beneficios, pues te lo aclaramos.

Toma en cuenta…

Antes de llevar a cabo el procedimiento, hay una serie de cosas que debes considerar:

  1. La primera de ellas es el tipo de madera, pues no todas necesitan el mismo tipo de barniz.
  2. La antigüedad de la madera. Si es vieja, requerirá de cuidados especiales, es decir, habrá que lijarla para quitar restos y eliminar capas de barnices anteriores; pero si es nueva, entonces estará limpia y lista para la primera capa.
  3. Atento con la madera en crudo, ya que requiere ser lijada para quitar astillas que comprometen la estética de puertas y ventanas.

icono facebook icono twitter icono googleplus icono pinterest

youtube_icon11 icono instagram icono linkedin

Presupuesto Gratis