Ideas para darles una nueva vida a los muebles viejos

muebles vievos

Ideas para darles una nueva vida a los muebles viejos.

Lo mejor de los muebles viejos es la posibilidad de poderles dar una vida nueva. No se necesita tener mucho talento, sólo un poco de creatividad y paciencia si nunca antes se ha trabajado con muebles.

Para empezar tiene que aceptar el desafío: por ejemplo, en vez de tirar ese viejo mueble con cajones de la habitación de un dormitorio infantil, piense en darle un nuevo uso.

El reciclaje de muebles puede llegar a ser muy divertido y es una forma de conseguir darles una nueva mirada por muy poco dinero. Además, si no está a gusto con el acabado final, puede rehacerlo de nuevo o regalarlo/venderlo y montar un mueble nuevo.

Piensa por ejemplo en esa vieja cómoda. ¿Tiene un cajón roto? Por ejemplo puede sacar el cajón y ponerle una puerta a modo de armario. ¿Si fuese un poco más alto podrías utilizarlo como soporte para la televisión? Puedes plantearte el atornillar unos remates que se pueden encontrar en cualquier tienda de barrio para que hagan de pies de la cómoda.

Nunca hay que subestimar lo que puede hacer cambiar a ese mueble viejo una mano de pintura. En muchos solo con esto se puede conseguir una fácil y rápida actualización. Si te gusta el aspecto de antiguo, después de aplicar la pintura fresca, pase una lija alrededor de las esquinas y otras áreas de uso más habitual para crear un aspecto desgastado. Si es la primera vez que vas a utilizar ésta técnica, es mejor que compre un kit para esto. Se venden en cualquier tienda y no son muy caros.

Si en cambio eres realmente creativo y no tienes miedo a probar cosas nuevas con tus muebles viejos, puedes crear muebles accesorios actuales para tu casa. Por ejemplo puedes utilizar un viejo aparador como estructura para la pila del lavabo del cuarto de baño o puedes utilizar como cabecera o pie de la cama la parte posterior de un banco.

Darles un nuevo aspecto a los muebles viejos no siempre implica que les puedas dar un nuevo uso. Por ejemplo una sobrecubierta en un sofá o en un sillón puede darle un nuevo aspecto. O por ejemplo puede cambiar el aspecto de sus viejas sillas de mimbre colocando tela en la parte superior de los paneles de mimbre con pegamento. Acuérdate de recortar alrededor de los bordes creando una nueva imagen.

Si el mueble después de pintado prefieres darle un toque personal de manchas, dale una oportunidad. Las manchas se pueden aplicar directamente en el color y la intensidad de la misma es a gusto personal. Simplemente hay que seguir las instrucciones que facilita el propio fabricante de manchas.

Darles laca a los muebles es algo que está volviendo últimamente, es una mirada actualizada ya que también combina la pintura y las manchas. Para conseguir por ejemplo un aspecto de cuero marrón cepille los muebles primero con laca ligera y después pase un papel de lija para maltratar la superficie y facilitar que la pintura se adhiera mejor.

Después utilice una pintura de aerosol (de imprimación) de color rojo. Una vez seca la imprimación utiliza una mancha marrón a base de aceite y una bolsa de plástico para crear la apariencia de cuero. Si se trata de una zona pequeña es mejor utilizar un cepillo o esponja para pintar sobre la mancha.

Arrugue la bolsa de plástico, imprégnela de pintura y pase la bolsa rápidamente por la superficie del mueble. De esta forma se crearan líneas asociadas con el cuero. Si no se quiere arriesgar, siempre se puede recurrir a los kits mencionados anteriormente pero esta vez para imitar el cuero.

Averigüe cuánta cantidad de pintura necesita