El proceso de pintar puertas

pintar puertas

El proceso de pintar puertas

Pintar puertas a veces es un recurso muy utilizado para que las puertas parezcan nuevas sin tener que cambiarlas.

Lo primero es cubrir la zona en la que vamos a estar trabajando con un plástico o una tela y fijarlo con cinta de carrocero. Lo recomendable es utilizar un par de caballetes para poner la puerta encima de ellos y poder pintar con comodidad permitiendo que circule el aire para que se seque antes.

Una vez tengas la puerta desmontada, bien puedes desatornillar las manetas y las bisagras o, lo más recomendable a la hora de pintar puertas, es cubrirlas con cinta de carrocero o en el caso de la maneta con un plástico, ya que el hecho de estar atornillando y desatornillando en la madera, hace que esta se ceda y no queden igual de fijos que al principio.

Después, con una esponja húmeda, limpia la puerta para eliminar el polvo y las posibles impurezas . Sobre todo pon énfasis en los laterales y las posibles molduras que pueda tener. Seca la superficie con un trapo libre de pelusa.

A continuación es hora de pintar la superficie. En el caso de pintar madera, es interesante aplicar primero una capa de imprimación para ayudar a que agarre mejor la pintura después. Una vez dada la capa de imprimación, deja que se seque, normalmente son 24h. Todo depende del fabricante.

Si has hecho todo esto antes, llegó el momento de empezar a pintar la puerta. Siempre con movimientos verticales, de arriba abajo, siguiendo la dirección de la beta de la madera, para evitar marcas. Es recomendable empezar a pintar por los bordes, los laterales y las molduras, que pueden ser las zonas más conflictivas. Después puedes seguir pintando el resto de la puerta. Es recomendable dejarla secar toda la noche.

Después, si se desea, se le puede dar una segunda capa de pintura. No es obligatorio pero si recomendable, ya que el acabado es mejor y la pintura será más resistente.

En cuanto a los colores a la hora de pintar una puerta, no hay nada establecido. Algunos pintan las puertas armonizándolas con el color de las paredes. En cambio, otros, prefieren destacarlas pintándolas con colores que destaquen con el color de las paredes. Así que eso dependerá de cada uno. Como siempre, ante la duda, lo mejor es preguntar en la tienda de pinturas.

Averigüe cuánta cantidad de pintura necesita