Hay que pintar el techo del mismo color que las paredes ?

Ideas de colores para pintar el techo
A la hora de pintar el techo tenemos que partir de una máxima: Si el techo se pinta de un color más claro que el de las paredes, hará que nuestra sensación espacial sea distinta que si pintamos el techo de un color más claro que las paredes.
Si el techo es más oscuro, nos dará la sensación de que el techo está más bajo de lo que realmente es, al igual que si el techo es más claro que las paredes, nos dará la sensación de que el techo es más alto de lo que realmente es.

Así que partiendo de esto, normalmente lo que se busca es ganar espacio, por lo que normalmente se tiende a pintar el techo de un color igual o más claro que el de las paredes.

Lo más común es pintar el techo de blanco (no hay un color más claro y neutro que el blanco) pero si te quieres salir de este convencionalismo, otro recurso muy utilizado es el de pintar el techo con un color más claro o con un tono o varios de color, más claro que el de las paredes.

Por ejemplo, si tenemos una habitación con las paredes de color rojo, lo normal sería pintar el techo de blanco. Si por el contrario nos queremos salir de esto, una opción sería pintarlo de un tono de rojo que sea más claro que el de las paredes o bien optar por colores naranjas y salmones, colores de la misma gama cromática pero más claros en cuanto a la intensidad.

Otra opción es recurrir a los colores pastel del color de la pared. Esto es que, si por ejemplo, las paredes están pintadas de azul, una opción es buscar un azul que nos guste, dentro de las gamas del azul pastel, ya que normalmente suelen ser más claros que los colores habituales que se utilizan para pintar las paredes.

No nos podemos olvidar de los casos en los que se busque el efecto contrario. Si se quieren bajar los techos, lo recomendable es pintarlos directamente de negro, pero si se quiere salir de los convencionalismos, lo recomendable es pintarlo de un tono más oscuro que el de la pared.

Por ello siempre se va a tender al empleo de colores muy oscuros: negros, granates, morados, verdes…

A partir de esta base puedes empezar a plantearte distintas posibilidades para pintar el techo sin miedo a equivocarte.

Averigüe cuánta cantidad de pintura necesita