Como pintar ventanas – pasos a seguir y materiales necesarios

pintar ventanas

Como pintar ventanas – pasos a seguir y materiales necesarios

Pintar ventanas, al igual que pintar puertas, es una forma de hacer que parezcan nuevas sin tener que gastarnos grandes sumas de dinero. Aunque requiere tiempo, el resultado final merece la pena y los costes económicos son infinitamente menores que si se cambia la ventana.

Lo primero que hay que hacer es limpiar la zona que vamos a pintar, para ello hay que pasar un paño húmedo y después o bien pasar un trapo libre de pelusa o dejarla secar al aire libre.

Después hay que cubrir la zona en la que vamos a trabajar con un plástico y fijarlo con cinta de carrocero para evitar que caiga pintura al suelo. También es interesante cubrir la zona del cristal que limita con la madera con cinta de carrocero para evitar que la pintura se fije al cristal.

Después hay que lijar la ventana para eliminar la pintura anterior. Ello hará que se fije mejor la pintura nueva. Para lijar, lo mejor es hacerlo con una lija de grano fino.

Una vez hayamos lijado la ventana y la hayamos liberado de la pintura anterior, lo recomendable es darle una capa de imprimación antes de darle la capa de pintura, ya que facilitará que la pintura se agarre mejor, ya que la pintura en superficies como la madera o el hierro, no se agarra igual.

Para pintar ventanas, después de todo lo anterior, es recomendable hacerlo con una brocha de un tamaño mediano o pequeño, ya que la superficie a pintar no es muy grande y requiere gran atención. Además, al ser ventanas, es recomendable utilizar pintura para exteriores ya que ello alargará la vida de la ventana y evitara que tengamos que volver a pintarlas antes de lo esperado.

A la hora de pintar las ventanas es recomendable seguir la dirección de la beta de la madera, ya que nos ayudará a que la madera asimile mejor la pintura y nos evitará que una vez esté seca la pintura, se queden marcas de pinceladas.

Si se desea siempre se puede dar una segunda capa, algo recomendable pero no por ello obligatorio, es si, siempre dejando entre capa y capa el tiempo de secado necesario, que varía según el fabricante. (Siempre es interesante leer las recomendaciones del fabricante que vienen en el envase en cuanto a tiempos y cantidades). Normalmente se suelen dejar secar toda la noche.

Una vez esté ya seca la pintura, se puede proceder a volver a colocar las ventanas en su sitio.

Averigüe cuánta cantidad de pintura necesita