Como alisar paredes rugosas usando masilla o plaste

alisar paredes

Como alisar paredes rugosas usando masilla o plaste

Respecto a como alisar paredes con masilla o plaste, lo primero que tenemos que hacer es ir a una tienda de pinturas o una ferretería.

La masilla más común para reparar paredes es la conocida como Aguaplast.

Es muy importante leerse previamente las instrucciones del fabricante, ya que todas no se preparan de la misma manera o no tienen los mismos tiempos de secado.

No hay que olvidar que es una masilla para alisar paredes, no para repararlas, por eso, si la pared tiene grietas o agujeros, lo mejor es arreglarlas con otra masilla especializada para este tipo de desperfectos.

Una vez tengas la masilla lista, puedes aplicar con una espátula la pasta por la pared, pero te recomendamos una llana, que te dejara un acabado más plano. Intenta evitar que quede aire dentro. Cuanto más lisa dejes la pasta en este paso, menos tendrás que lijar después.

Si después de darle una capa sigues viendo que la pared no queda lisa del todo, puedes darle una segunda capa una vez esté seca la primera.

Una vez seca la pasta, pasa una lija por la pared para terminar de dejarla lisa.

Una vez esté la pared seca y lijada, es cuando puedes pasar a pintarla. Eso sí, antes de pintar, vuelve a pasar un cepillo por la pared para quitar los restos que se hayan podido quedar en la pared después de haber lijado.

Como alisar paredes es fácil, lo único que requiere tener mucho tiempo ya que los tiempos de secado son muy largos y después hay que pintar, pero es mucho más barato hacerlo uno mismo que contratar a un profesional. Merece la pena invertir tiempo ya que el resultado final suele ser bastante bueno.

Averigüe cuánta cantidad de pintura necesita