Cómo pintar muebles de cocina

pintar muebles de cocina

Cómo pintar muebles de cocina.

Lo muebles de cocina son uno de los objetos más caros a la hora de remodelar una vivienda, aunque cambiar una cocina entera es mucho más caro. Si puedes permitirte el gasto, existe una amplia variedad de diseños y estilos para actualizar la cocina. Además se pueden añadir extras como una isla de cocina o centros de electrodomésticos integrados.

Si reemplazar la cocina es demasiado caro para tu presupuesto, renovarla es una alternativa más barata. El “refacing” por ejemplo consiste en reemplazar sólo las puertas de los armarios y las áreas de madera vista de los armarios. Los interiores de los mismos se dejan como están para ahorrar dinero y trabajo. Existe la opción de pintar, es la opción menos costosa y puede darle un aspecto nuevo a la cocina.

Con la preparación adecuada, la renovación de la cocina la podremos hacer un fin de semana tranquilamente.

Lo primero de todo hay que decidir si se va a pintar toda la cocina, por dentro y por fuera, o simplemente el exterior de las puertas. Si quieres ahorrar tiempo y decides dejar el interior sin pintar, no es una mala opción ya que uno es incapaz de notar la diferencia.

  • Para reemplazar los muebles de cocina

Comience desmontando la estructura de los armarios y quitando las puertas. Marque las puestas para que, cuando vuelva a montarlas, sepa en qué orden están situadas en la cocina. Esto después le ahorrará tiempo y evitará que se puedan estropear posteriormente.

Proteja las encimeras y el suelo con trapos, sábanas viejas o láminas de plástico. En el caso de que se vaya a cambiar también el suelo, es recomendable pintar los muebles primero.

Limpie la cocina a fondo antes de empezar a pintar. Es importante porque la grasa y los aceites de cocinar evitan que la pintura se adhiera correctamente a la superficie. Un limpiador de madera con aceite de naranja descompone bastante bien los residuos de grasa. Hay que asegurarse de que las superficies están secas completamente antes de aplicar la imprimación.

El primer paso es muy importante durante el proceso. Hay que hacer que las superficies en las que vamos a pintar sean lisas y uniformes para que se adhiera correctamente. Utilice un rodillo para las áreas más grandes y un cepillo o pincel para las zonas más pequeñas. Asegúrese de pintar todas las zonas, incluido el interior de la cocina si se ha optado por esta opción. Plantéese el uso de caballetes para la imprimación y la pintura de las puertas, le hará el trabajo más fácil y la superficie tendrá una cobertura más uniforme.

Después, deje que la imprimación se seque completamente antes de empezar a pintar. Un tiempo que se suele utilizar generalmente es una noche. Después, aplique la pintura en capas finas. Es mejor aplicar capas finas que una gruesa. Espere para la aplicación entre capa y capa 24h. para que se seque bien la pintura. Por último lijar con una lija de grano fino cada capa de pintura de las capas intermedias.

Una vez la pintura se haya secado por completo, es el momento de colocar las puertas de nuevo y sustituir las estructuras. Aprovechando el aspecto nuevo que va a tener la cocina es recomendable cambiar las estructuras internas. Las manetas de las puertas y las bisagras suponen un bajo coste y pueden suponer una gran diferencia en el aspecto de la cocina.

  • Si se opta por pintar los muebles de cocina

Lo primero de todo es elegir la pintura.

No escatime en la pintura. Utilice una de alta calidad que sea adecuada para la superficie que se va a cubrir. La pintura por ejemplo será diferente si las puertas de los armarios son de madera o de metal. Si no está seguro de la elección de la pintura siempre puede consultar en la tienda.

En general se suele utilizar una pintura de esmalte, aunque tiene la opción de elegir el acabado. Normalmente se suelen utilizar las de acabados brillo, satinado o semi. Cuanto mayor sea el brillo, más fuerte será el acabado y por lo tanto más fácil de limpiar será posteriormente. Si no desea un acabado tan brillante, opte por un acabado semi brillante.

  • A la hora de pintar

Asegúrese de pintar en una habitación bien ventilada, trabajar cuando el clima es cálido y dejar las ventanas abiertas.

Utilice pantalones largos y camisetas de manga larga para proteger la piel de la pintura. Para proteger las manos se pueden utilizar guantes de plástico.

Utilice unas gafas de seguridad para proteger sus ojos de la pintura y de los humos.

Averigüe cuánta cantidad de pintura necesita