Como pintar suelo garaje

pintar suelo garaje

Como pintar suelo garaje – suelo de epoxi.

El levantamiento o pérdida de pintura del suelo del garaje a menudo es fruto de la intención del dueño de combinar la pintura del suelo con la del resto de la casa.

El problema a veces es peor que si no le hubiéramos intentado dar ese acabado.

Lo normal es que el suelo de un garaje esté sucio, polvoriento o manchado, pero si ya aparecen en el suelo ampollas, repiques o astillas es un claro símbolo del mal cuidado del dueño de la casa.

Afortunadamente, gracias a las nuevas investigaciones en cuanto al suelo, muestran que si la mezcla del hormigón se prepara adecuadamente, la calidad del mismo puede evitar los problemas que pueden llegar a acarrear los tratamientos posteriores.

El suelo de epoxi por ejemplo, es resistente a la intemperie y no suele dañarse con la lluvia, la nieve, el aceite o las inundaciones.

Esta resistencia se debe al hecho de que los recubrimientos de epoxi, a diferencia de las pinturas, vienen separados en dos partes que, cuando se mezclan, un proceso catalizador hace que pase de un estado líquido a uno solido permanentemente.

En cambio, las pinturas realizadas con una base de agua o con disoluciones bases que se evaporan para dejar un acabado final, a menudo es capaz de volver a disolverse cuando pasa mucho tiempo en contacto con un material líquido, pasando la pintura a licuarse.

Además, aparte de todo esto, la pintura es más susceptible a la formación de ampollas, repiques o pérdidas.

En cambio, como hemos comentado anteriormente, el agua y la mayoría de disolventes no tienen ningún efecto en superficies selladas con epoxi.

El suelo de epoxi, gracias a una membrana continua que sella el suelo, no requiere la existencia de juntas de dilatación. Estas superficies de epoxi se llevan utilizando en plantas de procesado de alimentos desde hace más de 50 años ya que evitan la aparición de moho y se puede lavar fácilmente.

Los arquitectos modernos a menudo utilizan la flexibilidad del epoxi para crear una línea continua entre espacios diferentes que confluyen. La sala de estar y el patio o la terraza, ahora pueden ser un único espacio integrado. O por ejemplo los jardines y el suelo de los interiores aparecen unidos gracias al suelo de epoxi del mismo color.

Como resultado de ello, la nieve, la lluvia, las hojas de los árboles y otros cambios que se producen al exterior, ofrecen una variedad única de los espacios al aire libre, que se puede disfrutar desde el interior.

En cuanto a la preparación, lo es todo cuando se aplican los acabados. Solo se puede esperar que la superficie perdure si el sustrato o contenido de la mezcla es permanente. Por el contrario, si se mueve el interior, la superficie se moverá con él.

Hoy en día, tras más de 40 años de desarrollo, los expertos en vivienda han creado procedimientos de preparación de aplicaciones que ayudan a minimizar el riesgo a que el sustrato se mueva. Los pisos nuevos por ejemplo son especialmente vulnerables por lo que requieren una gran preparación.

El suelo nuevo a lo largo del tiempo va acumulando polvo durante los primeros años y se acumulan huellas por el paso de la gente u otros objetos. Por ello hay que eliminar esas marcas antes de aplicar el epoxi de calidad o las capas inferiores se moverán haciendo que se mueva el resto.

Siempre hay que confiar en los vendedores de las tiendas especializadas, ya que el epoxi puede durar una media de entre 10 y 20 años. Existen también kits de materiales que incluyen paso a paso las instrucciones y un número de teléfono 24 horas. Con estos recursos cualquiera puede tener un piso de calidad y saber que su garaje va a durar décadas.

Al igual que la vida de un coche, el epoxi puede tener algunos rasguños o marcas con el paso del tiempo, pero al igual que los coches, unos retoques pueden mantener los acabados durante décadas.

 

Averigüe cuánta cantidad de pintura necesita