Como pintar suelo de cemento

pintar un suelo de cemento

Como pintar suelo de cemento.

Muchos propietarios afirman que los suelos de cemento de sus casas con el tiempo, no están como al principio: empeora su apariencia, se agrietan, se producen socavones y pueden aparecer manchas de óxido.

Todo ello afecta negativamente a la visión en conjunto de la vivienda. La solución más común para éste problema es cubrir normalmente toda la superficie con algo diferente de forma que tapa visualmente los desperfectos, pero en realidad el problema no se soluciona y es un problema que hay que solucionar definitivamente si no queremos que se agrave aún más la situación.

La verdadera solución a todo este tipo de problemas es aplicando directamente una pintura para cemento. Ésta pintura se utiliza normalmente para cubrir toda la superficie de cemento haciendo que ésta se vea completamente diferente. La pintura en definitiva nos ayuda a cambiar el aspecto del suelo. Además se le puede incorporar arena a la pintura para ayudar a prevenir problemas como caídas o resbalones en el cemento, sobre todo si éste está cubierto de agua o tiene grietas. La pintura ayudará a minimizar estos problemas.

Siempre que se habla de cambiar o reemplazar un suelo de cemento, estamos hablando de un trabajo muy caro y que nos va a llevar bastante tiempo y esfuerzo, por lo que puede generar problemas a la vida diaria de una familia en esta vivienda. Por eso es mejor tratar de resolver primero los problemas concretos del cemento, ya que se pueden resolver de forma más rápida y con soluciones más simples. Y precisamente el uso de la pintura para cemento es mucho más barata y fácil de utilizar que reemplazar completamente el suelo de cemento.

Lo único que tiene que hacer es ir a una tienda de pintura o una ferretería, elegir el color, comprar los utensilios para aplicar la pintura, algo concreto y por supuesto, un suelo que pintar.

Aunque no lo parezca, hasta hay lugar para la creatividad a la hora de pintar un suelo de cemento. Compre por ejemplo dos colores diferentes y diseñe formas geométricas por ejemplo o diferentes patrones, palabras, letras, espirales, círculos… cualquier forma que se le ocurra.

Si quiere, también puede utilizar plantillas para hacer las formas. Puede optar por plantillas reutilizables o hacer usted mismo las plantillas para darle al suelo un aspecto único.

Lo único importante que hay que tener en cuenta es que antes de pintar el cemento, hay que examinar toda la superficie a pintar para asegurarnos de que está limpio y seco. En cualquier caso hay que secar el cemento ya sean charcos de agua o manchas de aceite porque al contener agua pueden impedir que se adhiera la pintura o se nos diluya variando el color en esa zona.

Una forma de limpiar la superficie es o bien con una fregona seca que absorba el agua y el aceite o, sobre todo en el caso de éste segundo, fregar el suelo con agua y jabón, como el suelo de casa y dejarlo secar. Una vez que esté el cemento limpio y seco se puede proceder a empezar a limpiar.

Una vez aplicada la pintura y sabiendo ya cómo hacerlo, puede cambiar el aspecto del mismo siempre que quiera, por ejemplo si los colores ya le aburren. Así que buena suerte con su “suelo de cemento nuevo”.

Averigüe cuánta cantidad de pintura necesita